¿Las emisiones radioeléctricas de las antenas de telefonía móvil son perjudiciales?

Esta es una pregunta común en estos días, pues en España se ha reportado un considerable aumento de la cantidad de antenas de telefonía móvil, hasta rebasar las 60.000 antenas en toda España. No es un secreto que desde el 2006, en España hay más líneas de telefonía móvil que habitantes, cifra que para el 2015 superaba los 51 millones de líneas móviles.

Las generaciones actuales y sus actividades personales y empresariales, demandan cada vez más avances a nivel de tecnologías de la información y telecomunicaciones. No obstante, surgen dudas sobre el nivel de exposición de los ciudadanos a las emisiones radioeléctricas y su relación con la salud humana.

Además, mucha de esta información se encuentra reservada en base al artículo 7 del Real Decreto 863/2008, de 23 de mayo que regula el Registro Nacional de Frecuencias. Dicha reserva atiende a la necesidad de proteger los intereses estratégicos de los titulares de derecho de uso de dichas licencias y garantizar la protección de los datos personales.

Entonces, ¿cómo saber el nivel de exposición individual de un español cualquiera en un momento determinado y cuáles son las consecuencias de esta?. La respuesta se relaciona con las mediciones radioeléctricas.

Realización de Estudio de emisiones radioeléctricas

En este sentido, la información es contradictoria. Mientras unos apuntan a que esto es un mito, otros aseguran que las emisiones radioeléctricas de las antenas de telefonía móvil son causantes de enfermedades. Muchas de las personas que viven en edificios con antenas de telefonía móvil en la terraza u otros lugares cercanos seguro que se han formulado esta pregunta.

Las comunidades de propietarios y los administradores de fincas, así como los propios operadores, son cada vez más conscientes de la importancia de medir las emisiones, y los estudios de emisiones radioeléctricas se han convertido en una excelente herramienta para proporcionar veracidad ante el desconocimiento general que existe en nuestra sociedad.

A su vez, los operadores de estos servicios están en la obligación de demostrar la inocuidad de la instalación de sus antenas ante una comunidad de propietarios y ante los organismos competentes, si así lo requieren. Por este motivo, es patente la necesidad de realizar estudios objetivos y precisos a fin de medir estas emisiones radioeléctricas.

En empresas especializadas como Idsa, operadores,  comunidades y administradores de fincas han podido hallar soporte apropiado ante estas necesidades. Contamos con el personal cualificado, los últimos equipos homologados y una amplia experiencia realizando informes detallados y objetivos con el fin de responder ante las dudas, denuncias o reglamentos correspondientes.

Emisiones radioeléctricas y salud

Aunque muchos dicen que los efectos de estas emisiones no son más que un mito, en una revisión publicada en Argentina por la  Editorial de la Universidad de Ciencias Empresariales y Sociales en 2017, se aludió a varias investigaciones que asocian las emisiones radioeléctricas con el desarrollo de enfermedades.

El trabajo titulado:  “Campos electromagnéticos producidos por las antenas de telefonía celular y el riesgo de desarrollo” destaca como la OMS y otras organizaciones a nivel mundial han puesto el asunto bajo estudio.

Algunas de estas organizaciones han descrito enfermedades diversas que parecen tener relación con la radiación electromagnética.

Aún así, la evidencia científica no es contundente. Entonces ¿por qué se aplican medidas de protección sanitaria frente a emisiones radioeléctricas?

La respuesta es: por precaución. La falta de certeza o pruebas científicas concluyentes no exime a las naciones de proteger a sus miembros ante potenciales peligros. En españa, desde hace muchos años se abordó esa precaución, y como resultado se aprobó el Real Decreto RD 1066/2001 que regula las condiciones de protección del dominio público radioeléctrico.

Así, los operadores deber hacer una solicitud de autorización para la puesta en servicio de estaciones radioeléctricas. De hecho, dependiendo de la características de la estación, se requiere realizar un Estudio y Certificado de Emisiones Radioeléctricas, para la aprobación de su instalación y para la posterior puesta en marcha de la estación (Estaciones de TDT, FM, Telefonía Móvil).

Si quieres saber más o deseas obtener información este tipo de informes

Contacte con nosotros y uno de nuestros técnicos realizará un asesoramiento  personalizado.

 



Demos

Layout

Wide
Boxed

Nav Mode

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies